Etiquetas

, ,

703701436

Santo Domingo/Redacción Internacionales

Como “injerencistas, ruines e inhumanas”, calificó este jueves, el Movimiento Izquierda Unida (MIU), las declaraciones de la vocera del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Victoria Nuland, sobre la posible evolución política de Venezuela, de acuerdo al estado de salud presente y futuro del Presidente Hugo Chávez.

Nuland declaró que “ si surgiese alguna circunstancia por la que él no pudiese ejercer sus deberes, quisiéramos ver un proceso de transición apegado a la Constitución del país, y que cualquier elección sea completamente transparente, libre y justa, incluyendo el ambiente en que se desarrolle”.

Agregó que “por supuesto que ejerceríamos nuestra capacidad para mejorar las relaciones bilaterales según los pasos que (el gobierno venezolano) sea capaz de ejecutar… No quiero calificarlas. Pienso que ustedes saben que durante cierto tiempo hemos tratado de mejorarlas, y que eso ha resultado difícil”.

Según el comunicado de MIU, “Asombra que una alta representante del gobierno de los Estados Unidos, que por estos mismos días ha visto hospitalizada a su jefa, la Sra. Hillary Clinton, y de cuya enfermedad apenas habla, remitiendo, en esa misma conferencia de prensa, al próximo parte médico que se emitirá en tres semanas, sea tan locuaz al hablar de la salud de un Jefe de Estado con el que se mantienen relaciones, y de cuya salud se informa prácticamente a diario”.

“El énfasis tiene una explicación, y sus propias declaraciones lo confirman: a diferencia de lo expresado por la opinión pública mundial, decenas de Jefes de Estado y personalidades de todo el mundo, el gobierno de los Estados Unidos no tiene el menor interés en la recuperación del Presidente Chávez, y sí enormes deseos de que ésta empeore al extremo de propiciar lo que, con lenguaje imperial e injerencista, la señora Nuland no dudó en definir como “proceso de transición”, señala el MIU.

Para el MIU, el que “no se haga el menor voto por la recuperación de la salud de Chávez,… es una inobjetable prueba de la mezquindad, la bajeza y el odio inextinguible conque el imperio persigue a los líderes de las revoluciones populares, y muy especialmente en las que tienen lugar en su hasta ayer patio trasero: la América Latina. Y es lógico: no puede haber decoro, ni humanidad, ni respeto a la dignidad ajena en quienes han hecho de las invasiones, los bloqueos económicos, las presiones, chantajes, las campañas de mentiras y difamación, y hasta los atentados personales, armas de su política exterior”.

“La Sra Nuland ha exigido a Venezuela, en caso de ser necesaria la convocatoria a comicios, que estos cumplan los estándares que las propias elecciones norteamericanas no cumplen, mucho menos en las que “ganan” sus políticos preferidos de la derecha hondureña, mexicana, paraguaya o chilena. Habría que remitirla, para curar su ignorancia supina, a la valoración hecha por el ex presidente Jimmy Carter sobre la pulcritud democrática de las elecciones del recién pasado año, en las que Chávez aplastó a su rival, un clásico exponente de las contrarrevoluciones clientelistas y proyanquis, a las que tan mal le ha ido en las urnas latinoamericanas en los últimos años. Y no sólo eso, sino que Carter ha calificado al sistema electoral venezolano como “el mejor del mundo”, lo cual, cuando menos, debiera ser una vergüenza para los Estados Unidos”, señala el MUI.

Al reafirmar su apoyo “solidario y su compromiso inquebrantable con el presidente Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana”, el MUI “rechaza estas declaraciones injerencistas, ruines e inhumanas de la vocera oficial del Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos, en la seguridad de que sólo pertenece al pueblo venezolano, su autoridades y sus leyes, con plena libertad, soberanía e independencia, sin presiones foráneas ni chantajes, dar los pasos que se requieran”.

El MUI exhorta a “no entregar, sino mantener bien en alto las banderas de la Revolución Bolivariana y el socialismo, que un día recogiese del polvo y llevase a lo más alto, dirigiendo a su pueblo, el hermano presidente Hugo Chávez Frías, por quien, una vez más renovamos nuestros votos, y los del pueblo dominicano, de una pronta y total recuperación”.

Anuncios