Etiquetas

, , ,

nov 26

Por: Arthur González

Es indudable el carácter servil que tienen los denominados “disidentes” cubanos, lo que ha quedado demostrado una vez más que la petición que hicieran recientemente el supuesto “Frente Anti totalitario Unido (FANTU) y las llamadas “Damas de Blanco” a la Unión Europea.

En una acción contra su propio país y pueblo en general, estos asalariados de Washington siguiendo sus orientaciones, le han solicitado a la Unión Europea nada menos que mantenga la “Posición Común”, algo insólito si tenemos en cuenta que son los gobiernos europeos los que han mostrado interés en variarla, después que se convencieron que no logró ninguno de los objetivos que perseguía y perjudicó a sus propios países más de los que hicieron contra Cuba.

Empleando las mismas palabras y conceptos del Departamento de Estado, los asalariados de la Casa Blanca argumentan la estupidez de que regresar a la relaciones normales de la UE con Cuba, “sería un espaldarazo a los integrantes del grupo de poder en nuestro país, para aniquilar las ansias de justicia, libertad y democracia de los cubanos de a pie, en este momento trascendental de la lucha pacífica y no violenta que sostenemos por un definitivo cambio en lo político, económico y social en los destinos de la nación”.

¿Pensarán los asalariados que el mundo no ve television y comprueban el apoyo totalitario del pueblo cubano a la Revolución y sus dirigentes, cuando llenan las plazas y calles de toda la isla en marchas de reafirmación de lo que desea el verdadero pueblo?.

La existencia de 500 asalariados en todo el territorio nacional, entrenados, abastecidos materialmente y financieramente por el gobierno norteamericano, no es para nada el pueblo cubano, si realmente no fuera así ya hubiese cambiado el régimen o se vería obligado a ejecutar actos de represión como los que se observan a diario en Grecia, España, Italia, Chile y los propios Estado Unidos. Por mucho que deseen hacerle creer al mundo que son reprimidos en Cuba, los asalariados de Miami nunca han recibido las palizas que reciben los Indignados europeos o los “Ocupantes de Wall Street”.

O por instrucciones de los que le pagan del presupuesto de 20 millones de usd que anualmente les asigna la “Casa Blanca”, o por ignorancia o quizás por las dos cosas, los asalariados deberían conocer que la aprobación de esa decisión por los 27 países de la UE, fue por una mayoría aplastante. Por tanto, aunque les duela, Cuba sigue su paso seguro sin modificar nada de lo que hace 16 años le quisieron exigir.

Al final la vida le dio la razón a Cuba, como se la dará otra vez con las campañas mediáticas que pretenden confundir al mundo de que hay disidentes y son reprimidos, pues la verdad no se puede ocultar.

Anuncios