Etiquetas

, ,

Managua/AFP

El gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda) de Nicaragua encabezaba este lunes las votaciones en más de 100 de los 153 municipios del país en los que el domingo se realizaron elecciones de alcaldes, vicealcaldes y concejales, tras escrutarse el 56,22% de las actas.

El partido de gobierno también aventaja en votos en al menos 12 de las 15 cabeceras departamentales de la región del Pacífico, incluida Managua, donde el FSLN ganó la reelección para otro período de cuatro años, informó esta madrugada el presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, en rueda de prensa.

Mientras que en las cabeceras de las dos regiones Autónomas de la Costa Atlántica de Nicaragua -Bilwi y Bluefields- ganaba el partido indígena Yatama (madre tierra en lengua miskita) y la alianza opositora del Partido Liberal Independiente (PLI, derecha) respectivamente.

Según los resultados preliminares, los sandinistas arrasaron en los departamentos de Chinandega y León -uno de los más grandes y poblados del país- así como en Estelí, Matagalpa, Nueva Segovia, Madriz (norte) y en Rivas, fronterizo con Costa Rica.

Los fiscales sandinistas por su lado calculan que su partido ganó 127 alcaldías.

La participación electoral fue del 57% de los 3,7 millones de nicaragüenses empadronados, por debajo de lo proyectado por el CSE.

Hasta la madrugada de este lunes el CSE había contabilizado 1.088.923 votos válidos, de los cuales 824.275 eran del FSLN y el resto de los seis partidos restantes que corrieron en esta contienda, que se desarrolló sin incidentes.

El CSE dará a conocer el segundo reporte hacia el mediodía de este lunes, tras recibir esta madrugada casi todas las actas de las 13.340 Juntas Receptoras de Votos (JRV) que funcionaron en el país, que estaban siendo ingresadas al sistema en el Centro Nacional de Cómputos.

El FSLN del presidente Daniel Ortega controla actualmente 109 de las 153 alcaldías del país, las cuales se proponen ampliar en esta contienda a 120 aprovechando la división que hay en las filas opositoras.

La oposición estuvo representada por la alianza PLI, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), ambos de derecha, y tres grupos minoritarios.

Mientras que en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), de población predominantemente miskita, compitió Yatama.

A las urnas han sido convocados 3,7 millones de ciudadanos mayores de 16 años para elegir a más de 6.000 representantes en las 153 alcaldías en disputa.

Contundente victoria sandinista en comicios municipales, incluido Managua
Editado por Julio Pérez

Managua, 5 nov (RHC) El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) obtuvo una contundente victoria en las elecciones municipales celebradas este domingo en Nicaragua, incluido en Managua, según los primeros resultados ofrecidos por las autoridades electorales del país.

La alcaldesa de Managua, la periodista Daysi Torres, que se presentaba a la reelección, ha obtenido 259.329 votos, frente a 30.659 de Alfredo Gutiérrez, un diputado suplente opositor, según los primeros datos oficiales provisionales.

“La tendencia es evidente, porque hay una diferencia de casi 230.000 votos” a favor de Torres, explicó el magistrado electoral.

Los sandinistas llevan además ventaja en las 15 provincias y dos regiones autónomas del Caribe en disputa.

El FSLN ha obtenido en todo el país un 75,69 % de los votos (824.735 de un total de 1.088.923 votos escrutados), mientras el PLI lidera los resultados parciales en 26 municipios, con un 16,11 % (175.356 votos), según los datos oficiales provisionales.

El Partido Liberal Constitucionalista (PLC), que no encabeza el escrutinio en ningún ayuntamiento, ha obtenido 69.213 votos, o un 6,36 por ciento; mientras los otras agrupaciones políticas más pequeñas no han alcanzado ni el 1 % de los sufragios.

Los sandinistas gobiernan actualmente en 109 municipios, incluidas 14 de las 17 cabeceras provinciales, entre ellas Managua.

El PLI anunció que esperaba ganar la mitad de los ayuntamientos, principalmente en el norte y centro, antiguos escenarios de la guerra que se libró en este país en la década de 1980.

El ayuntamiento de Managua, la principal plaza política del país después de la Presidencia y de cerca de dos millones de habitantes, es administrada por el FSLN desde el año 2001.

Antes de que se divulgaran los primeros resultados oficiales, los seguidores de los sandinistas festejaban por anticipado el triunfo en las calles de los diferentes municipios del país.

Unos 3,74 millones de nicaragüenses mayores de 16 años, la edad mínima para votar, estaban convocados para elegir a 153 alcaldes, con sus vicealcaldes y 6.076 concejales.

En estas elecciones destacó la poca afluencia de votantes, según observadores locales independientes, aunque la autoridad electoral fijó provisionalmente la participación en un 57 %.

La jornada transcurrió con tranquilidad, con incidentes en algunos municipios, denuncias de irregularidades y también estuvo marcada por una acusación del presidente de la autoridad electoral contra la oposición de intentar boicotear los comicios.

La Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua aseguraron que las elecciones se celebraron en orden; mientras el jefe de la misión de acompañamiento de la Organización de Estados Americanos (OEA), el mexicano Lázaro Cárdenas Batel, destacó la normalidad del proceso.

Anuncios