El canciller Salehi declaró: el diálogo es la única clave para salir de la crisis en Siria. Foto: Getty Images

Nombran nuevo Primer Ministro sirio
Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
9 de Agosto del 2012 20:52:48 CDT

TEHERÁN, agosto 9.— Irán subrayó la prioridad de medidas políticas y una estrategia para restaurar la paz en Siria, y reiteró el rechazo a cualquier intervención mi-litar o pretensión de solucionar la crisis por la vía armada.

Al hablar este jueves en la conferencia consultiva para hallar una salida al conflicto en el país árabe, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Alí Akbar Salehi, instó a sus colegas y otras personalidades asistentes a apoyar un proceso de diálogo nacional entre Gobierno y oposición.

«El diálogo es la única clave para salir de la actual crisis en Siria», enfatizó ante representantes de 30 países —que incluían a Rusia, China y un representante de Ban Ki-moon— que respondieron a la cita propuesta por la República Islámica bajo el lema Denunciar la violencia y estimular el diálogo nacional.

«Irán está en contra de la matanza de personas desarmadas y ciudadanos por cualquiera de las partes», remarcó Salehi, quien agregó que el Gobierno iraní cree que las demandas del pueblo «deben ser atendidas y cumplidas en el curso de los acontecimientos que están ocurriendo», y abogó por implementar las reformas adoptadas por el ejecutivo del presidente Bashar al-Assad.

Salehi afirmó que todos los países que de algún modo juegan un rol en la referida crisis «deben aceptar el hecho de que las características políticas, demográficas y geopolíticas de Siria son tales, que hacen al diálogo político la única solución posible».

Durante la conferencia consultiva que sesionó este jueves aquí, Salehi advirtió a naciones occidentales y árabes de las consecuencias de azuzar la crisis armando a insurgentes y preparando el terreno para la operación de grupos extremistas como Al-Qaeda.

También valoró que las sanciones económicas de EE. UU., Europa y la ONU «no solo son inútiles para Siria, sino que, además, traen más sufrimiento a su pueblo», de ahí que Irán ha enviado ayuda humanitaria, incluidas ambulancias, equipos médicos y medicinas.

Tras respaldar las medidas del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para revertir la violencia, Salehi recordó que Teherán siempre ha sido una «parte de la solución a las crisis regionales», y citó como ejemplo su rol positivo e influyente en Afganistán, Iraq y el Líbano.

Ministros de Relaciones Exteriores de cuatro países, vicecancilleres de otros siete y embajadores y otros diplomáticos de 15 naciones de Asia, África, Medio Oriente y América Latina asistieron a la reunión.

Los países árabes del Golfo Pérsico, que encabezados por Arabia Saudita y Qatar son partidarios de entregar armas a los insurgentes sirios, declinaron asistir, dijo PL.

Entretanto, el presidente sirio Bashar al-Assad nombró como nuevo primer ministro a Wael al- Halqui, médico de 48 años y hasta ahora ministro de Salud, quien sucede a Riad Hijab, quien desertó esta semana y se encuentra en Jordania, dijo DPA.

Agregó la agencia noticiosa alemana que las deserciones son un golpe de imagen contra Bashar al-Assad, pero no cambian el panorama de poder.

Anuncios