Etiquetas

Maestros mexicanos y jóvenes del movimiento Yo Soy 132 reclaman políticas adecuadas a sus necesidades. (Foto: político.com)

teleSUR – Sábado 2 de Junio de 2012, 10:25 am – MONCADA

Maestros de varias regiones mexicanas y jóvenes del movimiento Yo Soy 132, han tomado las calles para expresar su descontento por las políticas aplicadas en México, así como para exigir un amplio pliego de demandas que cubran sus necesidades.

A un mes de las elecciones presidenciales en México, maestros y jóvenes de varias regiones del país continúan movilizados para exigir cambios políticos, económicos y sociales que beneficien al pueblo mexicano. El sindicato de trabajadores de la Educación decidió intensificar sus protestas por un mayor aumento salarial, mientras que el movimiento Yo Soy 132 exige un tercer debate entre los candidatos a la Presidencia para que definan de manera concreta sus propuestas sobre los problemas que afectan al país.

Este viernes, miles de maestros de las regiones sureñas de Oaxaca, Michoacán y Guerrero acordaron continuar e intensificar el paro laboral que mantienen desde hace más de 10 días en esos territorios, así como la toma del centro histórico de la capital oaxaqueña ante el tercer paquete de respuestas del Gobierno sobre las demandas de los educadores, que consideran como mínimas.

Entre las demandas básicas de los trabajadores de la educación está: un mejor aumento salarial y el rechazo a la manera en que se prevé realizar una evaluación universal a los educadores.

Entre tanto, en Ciudad de México (capital) medio centenar de jóvenes del Yo Soy 132, exigieron este viernes un tercer debate entre los cuatro candidatos a la Presidencia, para ampliar los temas de discusión porque consideran que la ciudadanía desea escuchar definiciones concretas a los problemas que afectan a la nación.

Además, piden que el segundo debate que se realizará en la ciudad de Guadalajara, Jalisco (suroeste) el próximo 10 de junio se transmita en cadena nacional.

El movimiento también exige la apertura democrática de los medios, la realización de elecciones transparentes, un pronunciamiento contra la violencia, emitir un voto consciente e informado y no votar por el candidato del Partido de la Revolución Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto.

Según la encuesta revelada el pasado martes por la consultora Mitofsky, Peña Nieto cuenta con una intención de voto del 44,9 por ciento, mientras que el candidato del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, quien en 2006 perdió por estrecho margen la presidencia, tiene el 27,4 por ciento.

Yo Soy 132 es un movimiento apartidista, pero no apolítico, que surgió como una protesta ante lo que señalan como una alianza de los poderosos medios mexicanos para llevar de nuevo a la presidencia al PRI, que tras siete décadas de hegemonía perdió el poder en el año 2000.

El movimiento estudiantil apareció tras una protesta contra Peña Nieto el 11 de mayo en la Universidad Iberoamericana de los jesuítas en Ciudad de México, que el PRI descalificó como provocada por alborotadores ajenos a esa casa de estudios.

En un video de respuesta, rápidamente colocado en Internet, 132 estudiantes se identificaron con su nombre y carnets universitarios. A partir de allí se gestaron movilizaciones de miles de estudiantes en diversas ciudades mexicanas.

“Es una participación saludable para la democracia, hay 14 millones de nuevos votantes en las próximas elecciones y en muchos sentidos son ellos los que pueden definir la elección”, aseguró David Urzúa analista de la red de investigaciones sobre la juventud en Iberoamérica (Riej).

Anuncios